Translate

miércoles, 5 de marzo de 2014

Magdalenas de pueblo. Normales y de chocolate.


Después de casi tres meses sin publicar nada, hoy día de Nuestra Señora de Lourdes, vuelvo a las andadas.

He tenido un embarazo algo complicado, doloroso, con muchas molestias... los que me veían día a día lo saben y no todo, porque muchos dolores me los aguantaba.

He estado casi siete semanas en reposo, de las cuales las últimas fueron de reposo absoluto. 

Intenté aguantar con una sonrisa por mis hijos, cuatro (ahora ya son cinco), de los cuales la mayor tiene 5 años y el pequeño uno. He tenido ganas de cogerlos, de abrazarlos, me encanta ir a recogerlos y a llevarlos al cole, disfruto paseando con ellos y para mi fue difícil el reposo porque no podía hacer nada de eso. 
Pero lejos de entristecerme, Dios me ayudó dándome paciencia y poco dolor "mental". 
No se lo deseo a nadie, me he dado cuenta que soy una persona fuerte y doy gracias a Dios por concederme esta fortaleza que tanto me ha hecho falta en estos cinco años tan intensos.
Lo que sí deseo es que la gente se abra a la vida, que los hijos son algo maravilloso y más si lo compartes con alguien a tu lado, con tu marido.
Es un orgullo verlos, estar con ellos día a día, ver que se quieren, aunque también se peleen alguna vez jejeje, hacer cosas juntos. Es maravilloso ver como los mayores cuidan de los pequeños y ver como los pequeños tienen no sólo el amor de sus padres sino el de sus hermanos.

Fue difícil la última etapa del embarazo, pero me da igual, ahora veo a Marta y pienso que cada hijo se quiere muuucho pero con cada uno el corazón aumenta su capacidad de amar, y se nota porque el amor no se divide entre los cinco, sino que el amor se multiplica gracias a cada hijo que se tiene. Cuando miro a Martita, tan dulce, tan pequeña y tan buena... pienso que todo lo que pasé mereció la pena porque ahora la tenemos en casa. Miguel (padre), Lore, Miguelico, Rocío, Alvarito, Marta, gracias por hacerme feliz. Os quiero.
 
Esta receta la hicimos el otro fin de semana Lore (5) y Miguelico (4), y yo. De vez en cuando nos metemos en la cocina los tres y hacemos alguna receta chula. Con esta receta hicimos magdalenas grandes y de chocolate y mini magdalenas en mi sandwichera que me trajeron los Reyes Magos. Las magdalenas tradicionales están de rechupete!!! Mucha molla por dentro y muy jugosas, son bastante grandes además.
 
 
Va por mi hermana Carol y mi amiga Yolanda, mis mayores seguidoras jajaja. A vosotras también os quiero y os doy las gracias por todo vuestro apoyo y cariño, por aguantarme y por hacerme un poquito más feliz durante esos meses. MUAK!!!


Ingredientes
  • 3 o 4 huevos (dependerá del tamaño)
  • 200 gr de azúcar
  • ralladura de un limón
  • 250 gr de leche
  • 250 gr de aceite de oliva virgen extra
  • 375 gr de harina
  • 1 sobre de levadura Royal
  • cola cao (en mi caso) o cacao tipo Valor. Yo no tenia y puse cola cao y me sorprendió porque quedaron buenísimas las magdalenas de chocolate.
  • azúcar para espolvorear
  • cápsulas para trufas (yo las compro en Mercadona, son marrones oscuras) para la máquina de mini cupcakes y cápsulas normales para las magdalenas caseras de pueblo.
Preparación de manera tradicional
  • batir muy bien los huevos con el azúcar, a velocidad baja para que no entre aire y hasta conseguir una mezcla de color clarito. Añadir la ralladura de limón, la leche y el aceite de oliva virgen extra. Volver a batir.
  • incorporar la harina mezclada con la levadura. Es bueno dejar reposar la mezcla 30 minutos. Si no lo haces no pasa nada, yo no lo hice porque mis hijos no podían esperar tanto!!! jajaja
  • verter la mezcla en las cápsulas de papel, dejando un dedo libre. Espolvoreamos la mezcla con azúcar e introducimos en el horno. El horno lo habremos precalentado durante 10 minutos a 200ºC, una vez metamos los moldes bajaremos la temperatura a 180ºC y horneamos durante 15 minutos.
  • si quieres que suban puedes meter las cápsulas en unos moldes tipo flanera o en las bandejas que venden para los cupcakes, que es como lo hice yo.
Preparación en thermomix
  • esta receta no es de thermomix pero es un robot de cocina maravilloso y lo use como batidora siguiendo los pasos de arriba.

     
Las contradicciones son predilecciones divinas. San Josemaría Escrivá de Balaguer

www.eldiariodeunafamilianumerosa.blogspot.com