Translate

martes, 25 de marzo de 2014

Salmorejo con Thermomix y de manera tradicional

 

Una recetita ideal para ahora que viene la primavera y el buen tiempo. Es similar al gazpacho pero no lleva pimiento ni pepino. Es una receta típica andaluza, cuya base principal es el tomate, pero sobretodo es originaria de Córdoba. Bien fresquita y con huevo picado y jamón serrano está riquísima.


Ingredientes
  • 1 kilo de tomates rojos maduros, puedes poner los tipo pera
  • 150 gr de miga de pan blanco del día anterior. Puedes usar pan de molde, quitándole la corteza.
  • 150 gr de aceite de oliva virgen extra
  • 25 gr de vinagre
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharadita de sal
  • jamón serrano y huevo duro para adornar
  • orégano para espolvorear (opcional)
  • si te gustan los sabores fuertes puedes aumentar un diente de ajo y unos 5 gr el vinagre.

Preparación en Thermomix
  • pesa primero el aceite. Pésalo en un recipiente aparte. Reserva.
  • pon un par de huevos duros en el vaso y trocea 2 segundos, velocidad 4. Reserva
  • sin lavar el vaso añade el jamón y dale 4 o 5 golpes de turbo. Reserva.
  • sin lavar el vaso, echa el ajo y los tomates cortados en cuartos y la sal. Programa 30 segundos, velocidad 5
  • añade el pan y el vinagre. Programa 30 segundos, velocidad 5.
  • ahora programa 2 minutos, velocidad 10
  • una vez terminado el tiempo programa velocidad 5 y sin tiempo. Sin quitar el cubilete ve vertiendo el aceite sobre la tapa poco a poco.
  • reserva en el frigorífico hasta la hora de comer.
  • cuando vayas a servir decora con el jamón y el huevo reservados y un chorreoncito de acierte de oliva. Espolvorea si quieres con orégano.

Preparación de manera tradicional
  • Limpiar bien los tomates y los cortamos en cuartos, los añadimos a un bol grande y batimos con la batidora hasta que nos quede una salsa líquida. Pasamos esta salsa por un colador o pasapurés. Lo mejor es que pongas los tomates pelados.
  • partimos el pan en trozos y los añadimos.
  • Pelamos el ajo y lo añadimos al tomate con el pan.
  • Echamos el aceite de oliva virgen extra y la sal. Lo pasamos todo por la batidora hasta que nos quede lo más fino posible. Rectificamos de sal si fuera necesario.
  • reservar en la nevera y a la hora de servir espolvorear con unas virutas de jamón serrano y el huevo cocido y unas gotitas de aceite de oliva virgen extra.
 


 
Ten confianza con tu Ángel Custodio. —Trátalo como un entrañable amigo —lo es— y él sabrá hacerte mil servicios en los asuntos ordinarios de cada día. San Josemaría Escrivá de Balaguer