Translate

miércoles, 11 de junio de 2014

Empanada de Morcilla y Pera con Sofrito de Cebolla y Nata

 

 

Llevaba como un año detrás de esta empanada y por fin la pude hacer para el santo de mi hija Rocío que fue el otro día y lo celebramos con la familia. No queda nada fuerte porque el sabor de la morcilla se ve suavizado por la mezcla de cebolla y nata y por la ¡pera!. Que no os de miedo hacerla, por lo raro que suena eso de la pera, pero no se nota, y sin embargo le aporta un punto buenísimo y suaviza mucho el sabor a la morcilla. Hacedla, que os va a sorprender. La masa es casera también, pero quedó un poco quebradiza para mi gusto aunque está muy buena. Lo que podéis hacer es comprar masa para empanada de la que venden refrigerada o la masa quebrada de Mercadona está fenomenal. Estas masas suelen ser pequeñas por lo que si os sobra relleno, lo congeláis para otra vez. Para el tamaño de empanada que hice, la masa cubría la bandeja del horno, el relleno dio perfecto. También podéis hacer la masa que más os guste. Hay gente que también pone masa de hojaldre de la que venden refrigerada o congelada. A vuestro gusto. Lo único, repetiros que esas masas son pequeñas y con un único paquete no tendréis suficiente.
 
Ingredientes
  • Para la masa:
  • 400 gr. de harina
  • 180 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 70 gr. de agua
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 sobre de levadura Royal
  • 1 huevo batido, para pintar la masa
  • Relleno:
  • 500 gr. de cebolla, partidas en cuartos
  • 30 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 30 gr. de aceite de oliva
  • 1 pellizco de sal
  • 1 pellizco de pimienta negra molida
  • 1 pellizco de nuez moscada
  • 1 pellizco de canela en polvo
  • 70 gr. de nata líquida para cocinar
  • 2 morcillas de cebolla
  • 2 peras Conferencia
 
Preparación
  • Relleno:
    Ponemos la cebolla en el vaso de la Thermomix y programamos 5 segundos, a velocidad 4. Con la espátula, bajamos los restos que hayan quedado en la tapa y en las paredes del vaso hacia las cuchillas.
  • Volvemos a programar otros 4 segundos, a velocidad 4 y con la espátula, bajamos los restos que hayan quedado en las paredes y en la tapa del vaso hacia las cuchillas.
  • Añadimos la mantequilla y el aceite. Programamos 10 minutos, temperatura varoma y velocidad 1.
    Incorporamos la sal, la pimienta, la nuez moscada (opcional, yo no puse), la canela y la nata. Mezclamos durante 10 segundos, a velocidad 1.
  • vertemos en un bol y dejamos enfriar. Mientras, preparamos la masa.

  • Masa:
  • Precalentamos el horno a 180º.
  • En el vaso ponemos, por este orden, la harina, la mantequilla, el agua, el huevo, la sal y la levadura. Programamos 15 segundos, a velocidad 6.
  • Retiramos la masa del vaso, formamos una bola sobre la encimera enharinada y la dividimos en dos partes iguales. Yo las dividí y las pesé incluso.
 
  • Montaje:
  • Estiramos la mitad de la masa con el rodillo hasta alcanzar el tamaño de la bandeja de horno, la mía es de unos 30 cm aprox. Forramos la bandeja de horno con papel de hornear y colocamos la masa que hemos estirado sobre el papel. Con este tipo de masa, mejor estirarla sobre el papel.
  • Echamos la cebolla reservada sobre la masa, la extendemos con la espátula dejando un borde sin rellenar de 2 cm. aproximadamente en los laterales, para poder sellarla.
 
  • Retiramos la piel de las morcillas, las cortamos en rodajas finas y las colocamos sobre la cebolla, repartidas por toda la empanada.
 
  • Cortamos las peras en láminas (con piel, luego ya verás que no se nota) y las colocamos sobre la morcilla, repartidas por toda la empanada.
 
  • Extendemos la otra mitad de la masa con el rodillo y la colocamos sobre el relleno. Haz  igual que arriba, estira la masa sobre el papel de horno y luego ponla encima y retira el papel. Presionamos bien los bordes para sellarlos (yo volví los bordes hacia arriba al estilo empanada gallega) y hacemos uno o dos orificios en la superficie a modo de chimenea y la pinchamos con un tenedor. Si nos ha sobrado masa, la podemos utilizar para decorarla.
  • Pincelamos con el huevo batido y horneamos durante 30-35 minutos o hasta que la masa se dore, a 180º.
 
 
Preparación de manera tradicional
  • Cortamos la cebolla con cuchillo o en una picadora . En una sarten añadimos la mantequilla y el aceite y sofreimos la cebolla hasta que esté blandita y transparente. Retiramos del fuego e ncorporamos los condimentos y la nata, y mezclamos  bien.. Vertemos la preparación en un recipiente y reservamos.
  • Precalentamos el horno a 180º y vamos preparando la masa en la bandeja de horno con papel de horno. Sobre la masa estirada, ponemos una capa del preparado de cebolla que teníamos reservado, a continuación otra con la morcilla sin piel y en trocitos colocando por último las peras laminadas con piel.
  • Cubrimos la empanada con la masa restante bien estirada y presionamos los bordes bien para sellarlos.
  • Pinchamos y barnizamos la superficie con huevo batido.
  • horneamos 180º la empanada durante 30 min. aprox.

 
 Fuente: www.misthermorecetas.blogspot.com

Al pensar en los hogares cristianos, me gusta imaginarlos luminosos y alegres, como fue el de la Sagrada Familia. San Josemaría Escrivá de Balaguer