Translate

miércoles, 10 de julio de 2013

Pastel de carne, bacon y patatas




 Esta receta la vi hace tiempo en el blog www.erdecai.blogspot.com. Es bastante contundente, por lo que es bueno hacerla si vais a ser varios comensales, mínimo cuatro porque para dos... vais a estar varios días comiendo pastel. Pero os la recomiendo por la mezcla de sabores.
Vamos allá!
 
Ingredientes:
  • 2 paquetes de bacon en lonchas. Merece la pena que las lonchas no sean muy finas, vamos, que sea bueno el bacon. Puedes llegar a usar unas 15-20 lonchas. Puedes comprarlo también en la charcutería.
  • 300 grs de carne picada. Es mejor que sea ternera-cerdo que la de pollo que aporta poco sabor.
  • pimiento morrón o del piquillo
  • lonchas de queso
  • 2 patatas
  • 3 huevos
  • sal y pimienta
  • molde rectangular tipo plum-cake. Sirven los de Albal de 1'5 litros
Preparación:
  • precalentar el horno a 200ºC
  • forrar el molde con las tiras de bacon. Yo puse papel de horno para poder desmoldar mas fácilmente.
  • echamos la carne salpimentada, si quieres puedes echarle un chorreón de kétchup. La carne sí deberá estar mezclada previamente con el huevo batido.
  • después ponemos la capa de pimientos
  • ahora llega el turno del queso. Yo puse dos capas de queso en lonchas porque me gusta bastante.
  • pelamos y cortamos las patatas como para tortilla. Las ponemos en un recipiente para el microondas con un chorreón de aceite y sal. Las hacemos durante 10 minutos en el micro. No pasa nada si no están del todo hechas porque se terminan de hacer en el horno. Este paso puede ser el que hagamos el primero, mientras se hacen las patatas vamos preparando lo otro, así, cuando terminen las patatas ya las tenemos listas para poner en el molde.
  • batimos los otros dos huevos y los mezclamos con las patatas. Esta será la última capa del pastel.
  • tapamos con el bacon que hemos dejado por fuera.
  • horno, 40 minutos, 200ºC. Cuando acabe el tiempo puedes dejarlo simplemente a gratinar unos minutos.
 



No me olvides que a veces hace falta tener al lado caras sonrientes. San Josemaría Escrivá de Balaguer