Translate

viernes, 12 de septiembre de 2014

Riquísimos Pimientos Agridulces o Caramelizados



Esta entrada va dedicada a la Bisabuela Consuelo. Este mes de agosto nos dejó una gran persona de eterna sonrisa. Mi hijo Miguel de 4 años me emocionó cuando una noche, rezando por ella, me dijo: mamá, el Señor estaba en la Cruz, se fue al Cielo y ya no tiene sangre... Pues la Bisa, que ahora está en el Cielo, tampoco tiene sangre ya.... El tono de paz con que lo dijo, la manera en la cual lo dijo y que la conversación fue más larga pero la resumo en esto.... Pues todo esto me dejó un lección de vida impresionante de manos de un niño de 4 años. Así es como ellos la recordarán, una bisa cariñosa, amable y siempre sonriendo, pese a todo... Porque una vez que todo "ha terminado..." ya no hay "sangre", es decir, se acabó el sufrimiento para toda la eternidad.
 
No te olvidaremos Bisa...
 
La foto de arriba es de mis tres hijos mayores, de 6, 5 y 3 años, se puede decir que es el resumen del verano. Tooodoooo el día jugando en la orilla los tres inseparables, mientras yo los vigilaba desde la terraza en planta baja. Han sido muuuy felices y yo más de haberles podido dar este verano. Anécdotas hay muchísimas, pero me quedo con las que los veía a los tres unidos jugando sin parar. Los dos mayores dormían en literas y la tercera en una cama pegada a la litera... cada noche los veía de mil posturas, Rocío, la tercera de casi tres años se pasaba a la cama de su hermano Miguel de casi cinco años y dormían abrazados jajajaja y Lorena se bajaba de arriba a dormir con ellos dos, así que los tres al final dormían en las dos camas de abajo jejejejej.
 
 
Pues la receta que traigo hoy es de un gran amigo y vecino de la playa, Jose Antonio que junto con su maravillosa mujer Rosa María y sus dos hijas, Rocío y Laura, unas máquinas en Música, nos invitaron a cenar y una de las cosas que preparó fueron estos pimientos deliciosos. Tosta de pan, queso Philadelphia y un trozo de pimientos caramelizado. Un manjar!!!
Cuando cocino tengo a todos los niños en casa y me es muy difícil hacer las cosas de manera tradicional así es que los hice en la Thermomix, pero la receta original es de manera tradicional por lo que pongo ambas.

Ingredientes
  • 4 pimientos rojos
  • 1 vaso de los de vino, de azúcar
  • 1 vaso de los de vino, de vinagre
  • un vaso de los de vino, de aceite de oliva
  • 50 gr de agua (para la Thermomix)
  • pimienta en grano (opcional, yo no puse)
  • ajos
  • queso Philadelphia
  • biscotes
Preparación en Thermomix
  • corta los pimientos en tiras pequeñas.
  • Añade el azúcar, el vinagre y el agua, y programe 35 minutos, temperatura Varoma, giro a la izquierda y velocidad cuchara (quita el cubilete y coloca el cestillo sobre la tapadera para que evapore).
  • Sírvelo con los biscotes o con pan tostado. Unta con queso Philadelphia y pon encima un trozo de pimiento. Te encantará.
  • aliña si quieres con pimienta en grano y ajo
Preparación de manera tradicional
  • corta los pimientos en tiras y ponlos en una cazuela con el azúcar, el aceite y el vinagre.
  • ponlo primero a fuego fuerte y luego baja a fuego medio. Remueve constantemente, de 45 minutos a 1 hora, para que no se pegue ni se queme el azúcar. Debe quedarte una salsita rojiza y caso todo el líquido consumido..
  • aliña si quieres con ajo y pimienta en grano



 La muerte, hijos míos, no es un paso desagradable. La muerte es una puerta que se nos abre al Amor, al Amor con mayúscula, a la felicidad, al descanso, a la alegría. No hay que esperarla con miedo. No es el final, es el principio. Para un cristiano morir no es morir; es vivir. Vivir con mayúscula. De modo que no tengáis miedo a la muerte. San Josemaría Escrivá de Balaguer