Translate

miércoles, 24 de septiembre de 2014

Trucos de cocina: la Cebolla y el Ajo




AJOS
  • Para que el ajo no repita, hay que quitarle el germen de dentro. Ábrelo a lo largo y se lo sacas.
  • Para conservar los ajos pelados, sumérgelos en aceite de oliva y en un bote de cristal. Luego podrás usar ese aceite para aliñar ensaladas y guisos. Hay gente que los congela sin pelar aunque poco a poco van perdiendo sus propiedades y a los tres meses debes de haberlos consumido. Si se congelan pelados se reduce a dos meses el tiempo que tienes para consumirlos.
  • Cuando peles y cortes ajos, para evitar que se te quede el olor en las manos y en el cuchillo, pon bajo el chorro agua del grifo el cuchillo y tus manos pero SIN FROTAR, solo deja que el agua corra, ya verás como luego no te dejan ese olor tan característico.
  • Para pelar los ajos fácilmente solo tienes que golpearlos con la palma de la mano o con la parte plana del cuchillo, ya verás que rápido y fácil se quita la piel.
 
CEBOLLA
  • Para no llorar: consérvala en el frigorífico, pélala bajo el grifo de agua o/y empieza primero cortando por la parte del rabo.
 
 
  • La oración es la mejor arma que tenemos; es la llave al corazón de Dios. Debes hablarle a Jesús, no solo con tus labios sino con tu corazón. En realidad, en algunas ocasiones debes hablarle solo con el corazón...
  • El hábito de preguntar " por qué" ha arruinado al mundo.
San Pío de Pietrelcina (festividad, 23 de septiembre)