Translate

martes, 30 de septiembre de 2014

Cheesecake de Nutella



A petición de Nara, la chica que ayuda en casa, y de sus 3 preciosas hijas, a las que les encanta el Chocolate!!!, pongo esta receta. Es para los forofos del chocolate. La hice para celebrar la festividad de San Miguel, día en el que celebra el santo mi suegro, mi marido y uno de mis hijos. Sobró al día siguiente pero no pasa nada, mis dos hijos mayores desayunaron tarta, su postre fue tarta y cenaron tarta jajajaja. Al día siguiente pidieron más pero creo que esperaré bastante tiempo a volver a hacerla o moriremos de empacho de chocolate jajajaja. Aún así muy buena, todo lo que cuaja en el horno me gusta más que lo que cuaja en frío.
 
Ingredientes
 
Molde desmoldable de 18-20 cm
  • Para la base
    • 115 g de galletas tipo María, Digestive...
    • 2 cucharadas de azúcar moreno
    • 50 g de mantequilla

    Para el relleno
    • 750 g de queso crema tipo Philadelphia
    • 160 g de azúcar 
    • 2 cucharadas de harina
    • 4 huevos M
    • 65 ml de nata de montar
    • 400g de Nutella
Preparación

Precalentamos el horno a 180ºC.
  • En primer lugar, trituramos las galletas hasta que parezcan pan rallado. Las mezclamos con la mantequilla, fundida, y el azúcar y las usamos para cubrir la base de nuestro molde. Metemos en la nevera a que se endurezca.
  • Mientras se enfría, preparamos el relleno. Batimos el queso con la Nutella, el azúcar y la harina hasta que la mezcla sea homogénea. Incorporamos los huevos, uno a uno.  Finalmente, añadimos la nata y mezclamos de nuevo para lograr homogeneidad.  Sacamos la base de la nevera y la rellenamos con esta mezcla.
  • Horneamos durante 15 minutos a 180º y después bajamos la temperatura a 120º y seguimos horneando al menos 60 - 70 minutos, o hasta que toda la superficie haya cuajado y sólo quede el centro un poco húmedo. Es decir, no tiene que quedar perfectamente cuajada, solo la parte de arriba, el centro estará húmedo pero una vez que se enfríe cuaja.
  • Sacamos del horno, dejamos templar y, cuando esté a temperatura ambiente, pasamos un cuchillo por los bordes, entre el molde y la tarta (sin desmoldarlo, sólo para quitar tensión y que no se agriete) lo metemos en la nevera durante, al menos 6 horas (o, mejor aún, toda la noche).
 
 Fuente: objetivo cupcake
 
Ayer fue la festividad de los Arcángeles San Miguel, San Gabriel y San Rafael