Translate

jueves, 8 de mayo de 2014

Lentejas con chorizo, jamón y panceta, en olla rápida



Hay muchas variedades de lentejas, mi madre hacía la rubia castellana. Yo ahora hago la pardina, que es más pequeña, no necesitan dejarla en agua y se hacen más rápido. Si la pardina no la dejaras en remojo, añádele un poco más de agua porque absorberán mas cantidad durante la cocción. Ten en cuenta también que las lentejas congelan fenomenal y que puedes hacer más y congelarlas para otro día (exceptuando las patatas que no congelan bien)

Notas: pincha aquí para ver otra receta de lentejas del blog: Lentejas caseras de la Abuela Consuelo

  • Rubia castellana o reina: de color verde claro y de tamaño bastante grande. Es de tamaño regular y es la lenteja que más se consume en nuestro entorno.
  • Rubia de Armiña: se diferencia de la anterior, en que es de mayor tamaño y de menor consumo.
  • Verdina: es de pequeño tamaño.
  • Pardina: es de pequeño tamaño, pero un poco más grande que la verdina. Se consume sobre todo en conserva. La pardina y la verdina, se cuecen rápido, por lo que resultan muy cómodas para preparar estofados de lentejas en poco tiempo.
  • Beluga: Pequeñas, redondeadas y negras, deben su nombre a su parecido externo con el caviar. Su bonita presentación ha hecho que se pongan de moda en los últimos tiempos y que, aunque sean difíciles de encontrar en el mercado, se vean frecuentemente en los platos de muchos chefs.
  • Urad dad: lentejas blancas procedentes de India, con un alto contenido en proteínas.
  • Verde du Puy: Lentejas bajas en almidón, con aroma a nuez y procedentes de Auvernia. Han sido llamadas también “el caviar de las lentejas”, nombre que disputan con las Beluga
  • Crimson o Canadiense: Una lenteja turca que se cuece en 10 minutos y resulta excelente para purés
  • Red Chief: Lenteja egipcia muy consumida en Pakistán donde se conoce como Masoor Dahl




Ingredientes
  • lenteja pardina, 500gr
  • patatas, 3-4 medianitas
  • un trozo de panceta, lo troceas un poco al echarlo en la olla
  • un trozo de chorizo cortado en rodajas
  • costillejas (yo no le puse porque no tenía en ese momento)
  • taco de jamón serrano
  • 2-3 zanahorias
  • 1 hoja de laurel
  • una cucharadita de las de moka, de pimentón dulce
  • cebolla, yo puse lata  y media de cebolla frita Hida pero puedes poner natural, claro que sí, mejor todavía.
  • 2-3 dientes de ajo

Preparación
  • aunque no hace falta, pero pon si quieres, las lentejas en remojo la noche anterior o unas horas antes de cocinarlas.
  • corta las zanahorias en rodajas. Pon a dorar la cebolla con las zanahorias, los dientes de ajo enteros y la hoja de laurel.
  • Cuando estén tiernas, agrega el chorizo, el jamón en tacos, el tocino también troceado grande, y los rehogas un poco. Agrega las lentejas, dale unas vueltas. Agrega la sal y el agua hasta cubrir dos dedos por encima. Si no dejaste las lentejas en remojo, acuérdate de echar un dedito más de agua.
  • Cierra la olla y cuando empiece a pitar, a echar vapor o cuando sean visibles las dos rayitas de la válvula (depende del modelo que uses) calcula 15 minutos.



¡Mira qué entrañas de misericordia tiene la justicia de Dios! —Porque en los juicios humanos, se castiga al que confiesa su culpa: y, en el divino, se perdona. ¡Bendito sea el santo Sacramento de la Penitencia! San Josemaría Escrivá de Balaguer.