Translate

jueves, 10 de abril de 2014

Estonian Kringle de canela y nueces


No lo conocía, lo probé en un concurso de bizcochos del cual éramos jurado y ganó. Parece mucho trabajo pero en realidad es muy fácil. El origen es de los países nórdicos en general aunque aquí lo conocemos como estonio. Solemos decir que es un postre navideño, un roscón de reyes nórdico, pero al parecer allí también lo hacen para cumpleaños. La masa es parecida a la de los brioche, y puede ir rellena de dulce o de salado. Yo hice el relleno de canela y nueces pero puedes poner nutella y también sobrasada y miel... en fin, admite lo que quieras. Para empezar, si haces este relleno, te encantará. Quedarás fenomenal si te lo llevas a un café, lo pones de postre o para desayunar y merendar.. da igual, está buenísimo!!!!! merece la pena probarlo, además es muy vistoso y original. Eso sí, no lo hagas de un día para otro, tienes que hacerlo el día que lo vayas a consumir, es cuando más bueno está. Anímate y hazlo que te va a encantar.
Ingredientes:
  • Masa
    30 gr. de azúcar glass.
    Ralladura de medio limón (opcional).
    120gr  de leche.
    30 gr. de mantequilla a temperatura ambiente.
    15 gr. de levadura fresca. La venden en Mercadona.
    1 yema de huevo.
    300 gr. de harina de fuerza.
    1 pellizco de sal.
  • Relleno
    75 gr. de mantequilla a temperatura ambiente.
    60 gr. de azúcar.
    2 cucharadas tamaño postres de canela molida.
    60 gr. de nueces picadas gruesas. (5 segundos, al 4)
  • Glaseado
    1 clara de huevo.
    50 g. de azúcar glass
Preparación:
  • para la MASA, ponemos en el vaso el azúcar y la piel de limón. 15 segundos al 10. Bajamos los restos con la espátula.
  • agregamos la leche, la mantequilla y la levadura. Programamos 1 minutos, 37º vel. 2
  • Añadimos la yema (reserva la clara para el glaseado) 4 segundos al 3.
  • Incorporamos la harina y la sal. Amasamos durante 2 minutos, vaso cerrado, velocidad espiga. Sacamos la masa y la dejamos reposar dentro de una bolsa de plástico, en un lugar cálido, aproximadamente una hora. Si la temperatura es fría, la puedes meter en el horno o en el microondas. Precalentamos el horno a 180º
  • Picamos las nueces 5 segundos al 4. Las reservamos.
  • Cuando la masa ya ha doblado su volumen, la estiramos con un rodillo, hasta tener un rectángulo de aprox. 50x40cm.
  • Preparamos el RELLENO Pon los ingredientes en el vaso, 30segundos velocidad 2. Es recomendable darle un golpe de calor en el microondas, unos segundos, para que puedas untar mejor.
  • Untamos con ella la masa  y espolvoreamos con las nueces picadas. Enrollamos el rectángulo por la parte más ancha, como si fuese un brazo de gitano.


  • Cortamos ese rollo por la mitad a lo largo, dejando uno de los extremos sin cortar.


  • Ahora, vamos cruzando las dos tiras de masas, como haciendo una trenza y que los bordes cortados queden hacia arriba. Y unimos los extremos formando una rosca, que dejaremos sobre la bandeja del horno, forrada con papel de hornear.
aprieta bien la trenza
para que no se te abra demasiado
durante el horneado

  • Horneamos de 20 a 25 minutos, según hornos. Que no se te tueste demasiado.
  • Mientras tanto, preparamos el GLASEADO, en el vaso 20 segundos al 6. Cuando salga el Kringle del horno, bien caliente, lo pincelamos con el glaseado y dejamos enfriar o templar antes de servir.

Preparación de manera tradicional
  • para la MASA. Mezcla, en una superficie de trabajo, la harina tamizada, el azúcar, la piel del limón rallada y la pizca de sal. Dale forma de volcán con un agujero en medio.
  • Templa la leche y diluye en ella la levadura. Derrite la mantequilla.
  • Echa en el volcán la leche con levadura, la mantequilla y la yema de huevo. Mezcla todo primero poco a poco y después amasa hasta que te quede una masa elástica que no se te pegue a las manos ni a la superficie de trabajo.
  • Haz una bola y déjala reposar tapada hasta que doble su volumen, unas dos horas.
  • Prepara el RELLENO, mezclando la mantequilla con el azúcar y la canela.
  • Extiende la masa con un rodillo sobre una superficie ligeramente enharinada, hasta que te quede un rectángulo de aproximadamente 40X50 cm.
  • Extiende sobre la masa el relleno y espolvorea con unas nueces que previamente habrás picado toscamente.
  • Enrolla por la parte más ancha hasta formar un cilindro.
  • Con un cuchillo de punta afilada, corta el cilindro por la mitad, dejando una punta sin acabar de separar.
  • Empezando por la punta que no has cortado, trenza las dos partes con el corte hacia arriba.
  • Une los extremos para formar la rosca.
  • precalienta el horno durante diez minutos a 180ºC. Ponlo sobre una bandeja de horno forrada con papel de hornear y hornea a 180ºC, calor arriba y abajo, durante unos 20 minutos aproximadamente.
  • Mientras se hornea prepara una GLASA con la clara de huevo ligeramente batida y el azúcar glas. Ves añadiendo azúcar a la clara y vez mezclando bien hasta que te quede de color blanco y con una textura como de pasta de dientes líquida.
  • Saca el Kringle del horno y píntalo inmediatamente con la glasa. Deja enfriar para comerlo.
 
 RIQUÍSIMOOOOO

 

 

 



 Si salen las cosas bien, alegrémonos, bendiciendo a Dios que pone el incremento. —¿Salen mal? —Alegrémonos, bendiciendo a Dios que nos hace participar de su dulce Cruz. San Josemaría Escrivá de Balaguer.

www.eldiariodeunafamilianumerosa.blogspot.com