Translate

sábado, 7 de septiembre de 2013

Patatas gajo con salsa Deluxe al estilo Mc Donald´s



 

Me ha sorprendido mucho esta receta. Se me ha ocurrido media hora antes de comer. Iba a hacer patatas fritas y me he acordado que a mi marido le encantan las patatas gajo y ¡voilá! dicho y hecho. Son sencillas de hacer, están ricas, para repetir como él dice y además, mientras se fríen, dejas preparada una rica salsa para mojar. En media hora todo listo.
Observaciones: tengo que reconocer que no la hice fielmente y aún así salieron muy buenas. No tenía pimentón picante, sólo puse dulce para las patatas. Y para hacer la salsa no usé ni el ajo ni la cebolla en polvo porque tampoco tenía y aún así salió muy buena. Puse un poco de queso de untar San Millán con ajo y perejil, pero sin pasarme y el resto Philadelphia normal. Así es que ya sabéis que si no tenéis alguno de esos ingredientes no pasa nada porque que muy rica!!
 
Ingredientes:
  • tres patatas medianas (para dos o tres personas está bien)
  • 1 cucharada de harina
  • 1cucharada de pimentón dulce
  • 1 cucharadita de pimentón picante
  • sal, pimienta
  • aceite para freír
  • PARA LA SALSA DELUXE
  • 2 cucharadas de mayonesa
  • 1 cucharada de queso Philadelphia
  • 1 cucharadita de mostaza
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • 1 cucharadita de cebolla en polvo

Preparación:
  • lavamos las patatas y sin pelar las cortamos en gajos.
     
  • en una bolsa de  plástico limpia (yo tenía de las de congelado tipo Zip), echamos la harina, el pimentón dulce y picante, la sal y la pimienta. Ponemos también dentro los gajos de patatas y movemos para que se reparta bien por todo.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  • freímos en abundante aceite
 
 















  • servimos acompañadas de la salsa Deluxe. Mientras se fríen, aprovechamos para prepararla. En un cuenco ponemos todos los ingredientes y removemos bien hasta integrarlos todos. ¡Lista! Tan sencillo y tan rápido como eso. Yo iba probando y como no me gustan los sabores muy fuertes le añadía un poco más de mayonesa o de queso hasta que he conseguido la textura y el sabor que más me gustaban. Vosotros podéis hacer la receta fielmente o variarla también según gustos.


 
 
 Eso mismo que has dicho dilo en otro tono, sin ira, y ganará fuerza tu raciocinio, y, sobre todo, no ofenderás a Dios. San Josemaría Escrivá de Balaguer