Translate

miércoles, 2 de julio de 2014

Bizcocho Jugoso de Horchata

 
 
Es un bizcocho que originariamente se hace con la chufa machacada que se utiliza para hacer la Horchata, pero como, por estas tierras no solemos hacer Horchata, sino que la compramos hecha, pues este bizcocho está hecho con Horchata comprada. Eso sí, compra una buena, Valenciana. Como sólo necesitas un vaso mas o menos de Horchata, el resto lo disfrutas bien fresquito...
El bizcocho sale muy jugoso y os lo recomiendo.
 
Ingredientes
  • 4 huevos.
  • 1 vaso y medio de azúcar.
  • 1 vaso de aceite de girasol, menos un dedo.
  • 1 vaso de horchata de chufa.
  • 3 vasos de harina.
  • 4 gaseosas de papel. ( las blancas y las azules), serían dos azules y dos blancas. En Mercadona están también con otros colores, tienes que usar dos de cada serían dos lilas y dos blancos.
  • si no quieres usar las gaseosas puedes poner 1 sobre de levadura Royal.
  • Ralladura de limón.

  • Preparación
    • Precalentaremos el horno a 180 grados.
    • pon la piel del limón en el vaso de la Thermomix y ralla el limón a máxima velocidad o con golpes de Turbo. Si no tienes Thermomix, ralla el limón a mano.
    • Blanquea los huevos junto con el azúcar con la ayuda de la batidora de varillas. En la Thermomix con la mariposa puesta, programa 30 segundos en velocidad 3. Comprueba que la mezcla ha blanqueado si no programa unos segundos más.

    • añade la horchata, el aceite y la ralladura de limón, y seguiremos batiendo. En la thermomix, bate otros 30 segundos en velocidad 3 con la mariposa puesta.
    • quita la mariposa, incorpora la harina y las gaseosas de papel o el sobre de levadura. Mezclaremos y verteremos en un molde, previamente cubierto con papel vegetal. Espolvorearemos con azúcar la superficie de la masa.
    • Hornearemos a 180 grados hasta que veamos que al introducir un palillo en el bizcocho, sale limpio. Mínimo deja el bizcocho en el horno media hora, entonces abre el horno y comprueba con un palo si esta hecho por dentro.
    • que lo disfrutéis porque está buenísimo...
     


    La verdad padece, pero no perece. Santa Teresita del Niño Jesús