Translate

viernes, 24 de marzo de 2017

Croquetas de zanahorias. Suaves y deliciosas




Os van a encantar. Las hice para que mis hijos se las llevaran al cole al día siguiente y casi acaban con ellas en la cena, mi marido igual. Con las sobras de masa, pan rallado y huevo hice una tortilla rápida que también fue, visto y no visto. Esto se lo recuerdo hacer a mis padres cuando rebozaban algo y con lo que sobraba de huevo y pan rallado, hacían una tortilla. A mi hermana le encantaba. Estas croquetas me las recomendó ella. Me pasó receta y fotos. Yo las hice a los pocos días y pienso volver a repetirlas, salen poquitas, a mi me faltaron, la próxima vez doblo cantidades y si sobran, ya sabes que las puedes congelar rebozadas sin freír  Animate, te van a encantar.


Ingredientes (18-20 unidades)
  • 1 cebolla mediana (180-200 gr. aprox.)
  • 2 zanahorias grandes
  • 30 gr. de aceite de oliva
  • 55 gr. de harina
  • 300 gr. de leche entera
  • sal, pimienta y nuez moscada (esta ultima, opcional)
  • Para rebozar:
  • 2 huevos
  • harina
  • pan rallado
  • aceite (para ferir)


Preparación en Thermomix

  • Ponemos las zanahorias en el vaso de la Thermomix (peladas y en trozos) y programamos 5 segundos, a velocidad 5. Retiramos del vaso y reservamos.
  • Sin lavar el vaso, ponemos la cebolla partida en cuartos. 5 segundos, velocidad 5. Con la espátula, bajamos los restos.
  • Añadimos el aceite7 minutos, temperatura varoma y velocidad cuchara.
  • Incorporamos la zanahoria reservada. 10 minutos, temperatura varoma y velocidad cuchara.
  • Agregamos la harina5 minutos, temperatura varoma y velocidad 1.
  • Echamos la leche, un poco de sal, un pellizco de pimienta y una pizca de nuez moscada. Programamos 8 minutos, temperatura 100º y velocidad 1.
  • Vertemos en un fuente de cristal pequeña, alisamos la superficie con una espátula y ponemos papel film transparente sobre la masa para que no se forme costra. Reservamos en en frigorífico durante un mínimos de cuatro horas, mejor de un día para otro.

  • Formamos las croquetas, las pasamos por harina, huevo batido y pan rallado. O por pan rallado, huevo, pan rallado o simplemente, huevo y pan rallado.

  • Las freímos en abundante aceite bien caliente. Dejamos que escurran el exceso de aceite sobre papel absorbente de cocina.

Preparación de manera tradicional
  • Picar la zanahoria muy fina a mano o con una picadura.
  • Picar la cebolla y en una sartén con aceite, rehogarla  hasta que esté bien pochada (semitransparente).
  • Añadir la zanahoria, cocinar unos 5-7 minutos más.
  • Incorporar  la harina a la cazuela y rehogarla 5 minutos removiendo constantemente con una cuchara.
  • Agregar  la leche tibia, la sal, la pimienta y la nuez moscada y remover con unas varillas constantemente a fuego medio hasta tener una textura homogénea y espesa.
  • Verter la bechamel en una fuente, colocando papel de film directamente encima de la superficie y llevar a la nevera por un mínimo de 4 horas. Mejor de un día para otro.
  • formar las croquetas, pasar por harina, huevo y finalmente por pan rallado, o por pan rallado, huevo, pan rallado o simplemente, huevo y pan rallado.
  • freír en aceite bien caliente, dejándolas escurrir en papel absorbente.




La gratitud no es solo la mas grande de las virtudes, sino que engendra todas las demás. Cicerón.